Consigue que tus fotos de productos reflectantes queden perfectas

Fotografiar productos reflectantes, como los que llevan cristal o algunos metales, es de los retos más difíciles que plantea la fotografía de producto. Para superarlo, sólo es necesario el know-how adecuado y una correcta planificación.

Iluminación

La fotografía no es otra cosa que capturar la luz, literalmente, así que, si aprendemos a controlar la luz, seremos capaces que fotografiar a nuestro antojo cualquier producto, bajo cualquier circunstancia.

Lo primero que debemos tener en cuenta son las tres configuraciones de iluminación eficaces para la fotografía de productos reflectantes: Iluminación trasera, iluminación lateral e iluminación cenital en modo dual. La elección de una u otra iluminación dependerá, básicamente, del producto a fotografiar. En el caso de algunos productos reflectantes concretos, puede ser adecuado utilizar una caja de luz para que esta se obtenga de manera más difusa.

Ajustes de la cámara

Los ajustes de tu cámara deben ir en consonancia con el tipo de iluminación que has escogido. Para ello, ajusta la apertura, la ISO y el balance de blancos de forma que obtengas las imágenes con el máximo nivel de detalle posible.

En primer lugar, ajusta tu balance de blancos a la fuente de luz (a través de la luz estroboscópica intermitente). Bien es verdad que, normalmente, puedes confiar en el balance de blancos automático de tu cámara. Si no dominas el modo manual, simplemente enfoca con tu cámara alguna zona del producto hasta que quede claramente definida, preferiblemente algún detalle que pueda presentar posibles reflejos.

Después, dispara en modo manual usando un enfoque completo de diafragma como f/16 o superior. Utiliza un ajuste de ISO bajo, como el ISO 100, para capturar los detalles. Si deseas sobreexponer la imagen, deberás bajar la velocidad de obturación por debajo de la recomendación de tu medidor de luz.

fotografía de producto joyas fotografía de producto joyas fotografía de producto joyas

Fotografías tomadas en La Fábrica de Imágenes WIO

Procesamiento de post-producción

Por muy cuidadoso que seas, los productos reflectantes siempre crearán manchas, reflejos o algún otro defecto que deberás eliminar en post-producción.

Una buena presentación de producto debe favorecer la navegación en la web de tu ecommerce, así como distraer lo mínimo la atención de tus clientes. Para ello, lo más eficaz es utilizar siempre el mismo fondo (preferiblemente blanco), el mismo encuadre, los mismos márgenes y la misma alineación. Ten en cuenta, no obstante, los requerimientos de cada marketplace en cuanto a imágenes, si vas a vender también tus productos en estos canales de venta.

Existen softwares con una buena relación calidad-precio, como Adobe Photoshop Lightroom, que permiten trabajar en tiempo real conectando tu cámara al ordenador, y que ayudan a optimizar tu flujo de trabajo y te permiten editar tus imágenes de forma rápida.

Ten en cuenta que una presentación de producto profesional y sin defectos es fundamental en la venta online, así que si no dispones del tiempo o del dinero para editar las fotografías de producto tu mismo, considera la posibilidad de externalizar esta tarea de post-producción a alguna empresa especializada.

 

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

La finalidad de este formulario es la de recabar sus datos para hacerle llegar comunicaciones corporativas con intención informativa o comercial, acerca de nuestras actividades.