Archivo de la categoría: Actualidad

A/B testing para fotografía de producto

Descubrir qué apuesta visual es la más adecuada es todo un reto para los ecommerce. Gracias a los A/B testing para fotografía de producto, los propietarios de una tienda online pueden tomar decisiones con mayor conocimiento de causa.

Antes de comprar en una tienda física, tenemos por costumbre interactuar con el producto. Nos probamos la ropa, olemos las velas y a veces incluso escuchamos un disco antes de decidirnos por él. Cuando se trata de la venta online, en cambio, la interacción es precisamente una de las principales carencias. Para compensar, los ecommerce utilizan la fotografía de producto para persuadir, influenciar y motivar la compra.

El tiempo es oro, de manera que vale la pena experimentar y buscar cuál es la apuesta más adecuada para captar la atención de nuestros potenciales clientes. En este sentido, el A/B testing para fotografía de producto permite comparar resultados entre diferentes opciones y poner a prueba el potencial persuasivo de nuestras imágenes de producto.

¿Qué variables podemos poner a prueba?

Tamaño

Aunque es cierto que cada ecommerce es único, y que también lo son sus usuarios, existen muchos estudios que demuestran la importancia del tamaño de las imágenes en la tasa de conversión. Su importancia radica en su capacidad para dar información visual a los usuarios sobre los detalles del objeto. Sobre esta cuestión encontramos una gran cantidad de posibilidades. ¿Mejoran los resultados si la imagen es grande? ¿Tus clientes compran más si incorporas la opción de zoom?

Además, siempre es recomendable usar, como mínimo, una fotografía que sirva de referencia sobre el tamaño real del producto. Una solución sencilla es añadir contexto a tu imagen. Por ejemplo, si el objetivo es vender una maleta de viaje, siempre podremos optar por colocar a una persona a su lado.

Fondo

El uso de fondo blanco contribuye a la coherencia, ya que garantiza una apariencia uniforme en todo el sitio web. Sin distracciones, el producto es el protagonista absoluto. Aun así, existen nuevas tendencias como el storytelling que tiene otras prioridades y que crea un estilo propio. Si eres dueño de un ecommerce, deberás plantearte cuál es tu estilo. ¿Qué funciona mejor para tu tienda online? ¿Tus usuarios prefieren las llamadas imágenes de estilo de vida o las fotografías sobre fondo blanco?

Posición

Con el término posición nos referimos al ángulo desde el que tomamos la fotografía del producto. En este sentido, puedes probar diferentes variaciones de presentación del objeto. Las opciones son variadas y van desde los ángulos más tradicionales (frontal y lateral) hasta otras alternativas menos frecuentes como planos cenitales o planos más detallados.

Número de imágenes

También puedes experimentar incrementando o reduciendo el número de imágenes que utilizas para ilustrar tu producto y analizar cómo afecta a tus conversiones. ¿Cuántas imágenes son necesarias para presentar el producto?

Color

Si tu producto está disponible en más de un color, deberás plantearte realizar test A/B sobre esta cuestión. Existen muchas opciones y debes encontrar la que mejor se adapte a tus usuarios. ¿Qué color elegirás para la primera de las fotografías? ¿Obtienes mayor número de ventas si incluyes fotografías con todas las tonalidades disponibles?

Tipo de imagen

Puedes realizar diferentes test para averiguar qué tipo de imagen de producto es más adecuada. Es recomendable que antes de invertir en la fotografía de producto de todo tu catálogo, realices pruebas A/B para escoger entre diferentes estilos y formatos. Algunas de las preguntas que deberás realizar son las siguientes: ¿Fotografía estática o vídeo de producto? ¿Imágenes 360º o escenarios modelados en 3D? ¿Con o sin modelos?

Consejos y buenas prácticas

Los A/B testing para fotografía de producto deben identificar problemas en la conversión y ayudarte a comprender el comportamiento de tus usuarios. A continuación, compartimos algunos consejos que te ayudarán a obtener resultados más fiables:

  • Testea un solo elemento. De este modo, serás capaz de aislar su impacto en el rendimiento de tu sitio web. Si cambias más de un elemento en cada página, puede ser difícil descubrir a qué elemento se debe la mejora de los resultados.
  • No cambies nada una vez hayas empezado el test. Si la localización del elemento cuestionado o alguna de sus características cambia durante el test, no podrás interpretar los resultados correctamente.
  • Utiliza páginas con mucho tráfico. Para conseguir mejores resultados en menos tiempo, es recomendable realizar el test en los productos más consultados y con mayor tasa de conversión de tu catálogo.
  • Realiza cambios notables. Las pequeñas modificaciones pueden pasar desapercibidas y pueden llevar a resultados no concluyentes.
  • No finalices el test antes de tiempo. Debes asegurarte de que has recogido información suficiente. En el caso opuesto, será necesario volver a empezar el proceso de testing hasta obtener resultados significativos.
  • Espera antes de actuar. No deberías tomar ningún tipo de decisión en base a un test no finalizado. De hecho, es recomendable una tasa de fiabilidad del 95% para asegurar que los resultados no van a variar.
Herramientas de A/B testing

Google Analytics

Google Analytics ya permite realizar test desde su plataforma. Se trata de una opción muy cómoda para todas aquellas tiendas online que usan esta herramienta. Permite probar hasta diez variaciones de una misma página y modificar títulos, encabezados, imágenes e iconos, textos y botones call to action. A través de tu cuenta de usuario, podrás consultar siempre que quieras el estado del test y sus resultados. Asimismo, con Google Analytics podrás obtener actualizaciones a través del correo electrónico.

AB Tasty

La empresa AB Tasty pone a disposición de las tiendas online una solución innovadora para el testing y la personalización multidispositivo. Su editor gráfico para no expertos permite modificar páginas ya existentes y añadir nuevos contenidos fácilmente. Los resultados permiten la personalización de la experiencia del usuario, desplegando optimizaciones específicas para cada segmento de público.

Optimizely

Ofrece prestaciones similares a AB Tasty. Se trata de una empresa que desarrolla estrategias de optimización de la experiencia del cliente, para páginas web y aplicaciones móviles. La implementación es sencilla y para preparar el test no es necesario tener conocimientos de programación.

Contenido relacionado:

Fotografía de producto: El tamaño sí que importa

Las 7 claves de una fotografía de producto profesional

Conseguir una fotografía de producto profesional no es cualquier tontería. El tipo de fotografía más adecuado para cada ecommerce varía en función del presupuesto, de las necesidades y del tipo producto a la venta. A pesar de ello, existen algunas recomendaciones que son válidas sea cual sea tu caso y siempre que lo que quieras sea ofrecer al comprador la mejor presentación posible de tus productos.
El protagonista es el producto

El objetivo de la imagen de producto es ayudar a vender y, por lo tanto, deben ser el producto y sus cualidades los protagonistas absolutos de la escena. Aunque pueda parecer obvio, la regla número uno es no olvidar nunca que necesitas la fotografía de producto para vender más y mejor. Por eso, es importante que no distraigas al comprador con información irrelevante. En la imagen de producto para ecommerce, el arte está al servicio del negocio.

Honestidad y realismo

Si tu producto es bueno, si crees en él, demuéstralo con una fotografía de producto profesional. Trata de ser lo más fiel posible al producto y procura que tus imágenes se ajusten al máximo a la realidad, eso sí, potenciando siempre sus puntos fuertes. Sé honesto con tus clientes y no generes falsas expectativas, de lo contrario, lo único que vas a conseguir es aumentar las devoluciones y empeorar la reputación de tu ecommerce.

Siempre la máxima calidad

Saca siempre el máximo partido de tu producto para conseguir que seduzca al comprador. Con una imagen de producto de mala calidad no solo perderás tus tan ansiadas conversiones, sino que también dañarás tu reputación y podrás incluso perder a uno de tus clientes. Por este motivo, toma siempre fotografías en alta resolución (300 dpi) y en formato RAW, ya que ofrece mejores posibilidades de edición.

fotografia-producto-profesional-ecommerce

Atención al detalle

Cada producto tiene sus propios detalles: hebillas, costuras, botones, texturas… Tenlos siempre en cuenta a la hora de presentar el producto, sobre todo si estos aportan un valor añadido. Incluso te recomendamos que consideres la posibilidad de hacer fotos de planos detalle que ayudarán al comprador a hacerse una idea de los acabados y pueden acabar de convencerlo.

El retoque, un aliado

El Photoshop es un gran aliado, pero úsalo sin abusar. Utiliza el retoque para eliminar reflejos, corregir imperfecciones, mejorar su posición en el escenario, nivelar el balance de blancos, variar el contraste… Aun así, recuerda mantener siempre la regla de la honestidad y no alteres la estética real del producto. Retoca lo justo para mejorar la fotografía y confía en el potencial de tu producto para hacer el resto del trabajo.

Optimiza como puedas

Adapta al máximo tus imágenes a los requisitos propios de tu plataforma de ecommerce. Tienda online, marketplaces como Amazon, Instagram Shopping… Es indispensable tener en cuenta qué uso le vas a dar a tus imágenes. Si vas a usarlas en tu propio ecommerce, reduce su tamaño y los dpi (72 dpi es ideal para web) para que no pesen en exceso, reduciendo así el tiempo de carga de tu página. Porque ya sabes que el tiempo de carga es muy importante para el SEO, y el SEO es muy importante para tu negocio online.

 

Visual storytelling y el arte de contar historias

A través de la fotografía de producto también es posible apelar a las emociones de nuestros potenciales clientes. El visual storytelling produce contenidos excelentes para redes sociales. 

Ya conocemos las ventajas de las fotografías de producto sobre fondo blanco. De hecho, la mayoría de retailers optan por este tipo de imágenes para ilustrar su catálogo de productos. Si bien su éxito demuestra que se trata de una opción efectiva, existen ocasiones en las que es mejor dejar volar tu imaginación y experimentar.

La psicología juega un papel fundamental en el proceso de compra y, precisamente, el neuromarketing da buena cuenta de ello. Presentar un producto dentro de un contexto aspiracional, puede activar nuestros instintos más primarios e incitarnos a la compra. Como los clientes de una tienda online no tienen la oportunidad de visitarla en persona, es importante que los propietarios se preocupen por hacer su experiencia memorable.

¿Qué es el visual storytelling?

El éxito de una tienda online reside, no solo en la calidad del producto, sino también en la capacidad de los propietarios para llegar a su público objetivo. A este efecto, consolidar una buena estrategia de marketing es de vital importancia.

El storytelling es una técnica de comunicación que consigue conectar emocionalmente con el consumidor. ¿Cómo lo hace? Contando historias. Es decir, elevando el contenido a algo mucho más emocional e impregnando el producto o la marca de determinada narrativa que predisponga a la compra. El arte del storytelling se basa en el esfuerzo de hablar directamente a tus compradores. De este modo, potencia el engagement, humaniza el proyecto, pone en valor el proceso de creación y diferencia la tienda de sus competidores.

El visual storytelling, por otro lado, pretende alcanzar los mismos objetivos, pero a través de las imágenes y las fotografías de producto. Si a todo esto, añadimos la efectividad de las imágenes como elementos que facilitan la creación de recuerdos persistentes en el tiempo, entenderemos el potencial de esta técnica.

A la hora de utilizar el visual storytelling en la fotografía de producto, la decoración puede convertirse en nuestra gran aliada. Su valía reside en su capacidad por generar ambientes y dotar de contexto a la imagen. Imaginemos que somos un ecommerce que se dedica a vender cuadros y retratos decorativos. Para ilustrar nuestra página de producto, podemos optar por fotografías que muestran el objeto en un salón y que potencien la imaginación de los usuarios interesados, incluso resolviendo sus dudas sobre como quedaría nuestro producto en su hogar.

En este afán por contextualizar, no debemos olvidar que los objetos complementarios nunca deben hacer sombra al artículo que verdaderamente queremos vender.

visual-storytelling-ejemplos

Ideas de storytelling
  • Inspirar: Como ya hemos comentado, al dotar nuestras imágenes de contexto podemos incorporar una serie de sugerencias que inspiren a los clientes.
  • Vender un estilo de vida: En el mercado online la mejor forma de destacar y diferenciarse de la competencia es construyendo relaciones duraderas. Muestra lo felices que son las personas que han comprado tu producto. Busca apoyo en los contenidos visuales para transmitir un “estilo de vida”.
  • Crear una necesidad: A través del visual storytelling, puedes hacer creer a los usuarios que necesitan tu producto. Enséñales cómo se utiliza y qué hace tu producto único. A los clientes les resulta más fácil entender que el producto ha sido diseñado pensando en ellos si les damos un contexto en el que se puedan sentir reflejados. Infórmate sobre cuáles son los problemas de tu target y véndeles una solución.
  • Mostrar el “cómo-se-hizo”: Sobre todo si vendes artículos hechos a mano, es interesante enseñar a tus compradores cómo lo haces. Puedes hacerlo a través de varias imágenes o, incluso, con vídeos cortos.
  • Buscar afinidad: Participar en las conversaciones de tu audiencia. ¿Sobre qué está hablando ahora mismo tu público? Encontrar una manera original de promocionar tus productos con imágenes y vídeos que introduzcan tus artículos en sus conversaciones en redes sociales.
  • Fomentar la relación cliente-marca: Usar imágenes que muestran la cultura interna de tu ecommerce genera confianza. Sabemos que no es fácil encontrar una fórmula innovadora para mezclar fotografía de producto y “equipo”, pero no pierdes nada por intentarlo. Además, dar la cara y compartir quién está detrás de tu tienda online aumentará la confianza de tus clientes.

Intenta siempre que tus fotos cuenten algo. Las opciones son variadas y cuanto más creativo seas, mayor será tu probabilidad de éxito. Inspirarse en las estrategias de otros ecommerce es siempre una buena idea. Incluso puedes tomar como ejemplo el contenido de otras marcas experimentadas. Eso sí, piensa siempre en tu público y adapta la estrategia a tus posibilidades.

¿Dónde podemos utilizar visual storytelling?

El visual storytelling produce contenidos excelentes para redes sociales. Está demostrado que crear una pequeña historia con tan solo una imagen puede mejorar la tasa de conversión de tu marca. El boom de las redes sociales más visuales las convierte en idóneas para el visual storytelling. Instagram, Facebook y Pinterest son los canales de comunicación más directos con potenciales clientes de todo el mundo. Además, a través de estos canales podemos involucrar al usuario como parte de la historia al pedirle que comparta su experiencia.

Aun así, el visual storytelling también funciona en las páginas de producto de un ecommerce. Como ya sabréis, a la hora de ilustrar nuestros productos existen diferentes tipos de imágenes: fondo blanco, modelo, maniquí, escenarios 3D, etc. Cada tienda online debe escoger la opción que mejor se adapte tanto a la idea de marca que quiere transmitir como a su público. En este punto podemos recuperar el ejemplo de los cuadros decorativos. Optar por una imagen con fondo blanco, sin más información que aquella propia del producto, centrará la atención del usuario en el cuadro. Si de lo contrario queremos inspirar, podemos mostrar cómo de bien encaja en un ambiente concreto.

¿Cómo usar Instagram en tu negocio ecommerce?

El sector ecommerce ha encontrado en Instagram un medio perfecto para publicitar sus productos. Ahora bien, ¿qué se debe tener en cuenta para aprovechar al máximo esta red social? Esta es la pregunta del millón, y aquí la respondemos.
No son clientes, son seguidores

Comprometernos con los seguidores de nuestras redes sociales es una excelente forma de desarrollar un grupo leal alrededor de nuestra marca. Esto es especialmente cierto en Instagram, donde el compromiso con las marcas es 10 veces mayor que en Facebook, 54 veces mayor que en Pinterest y 84 veces mayor que en Twitter.

El principal objetivo de cualquier community manager es interactuar con su público, y esto significa publicar contenido relevante y de valor. Porque sí, esta es la única manera de hacer que al público le importe lo que vendemos. Sin embargo, el compromiso no solo se calcula en base al número de amigos de interacciones. También se trata de ingresos. Un seguidor comprometido en Instagram vale un promedio de 65 dólares, 10 más que en Facebook.

instagram-1675670_640

Hashtags. El lenguaje del mundo intertextual

Los hashtags son populares por una razón: a la gente le gusta usarlos. Las publicaciones con al menos un hashtag promedian un 12,6% más de participación que las que no lo tienen. Pero, sobre todo, los hashtags son imprescindibles para que los internautas te encuentren, ya que involucran a nuestra audiencia y expanden nuestro público potencial.

Storytelling

En agosto de 2016, Instagram lanzó Stories, una función que permite a los usuarios publicar fotos y vídeos que desaparecen después de 24 horas. Y, desde ese momento, esta red social ha sido capaz de atraer a nueva audiencia e incluso superar a Snapchat en su propio juego.

Lo que realmente hace especial a Instagram Stories es que permite a sus usuarios ver el making of de las marcas. En lugar de ver solamente las fotografías de aspecto perfecto tomadas por fotógrafos profesionales, ahora los usuarios pueden ver fotos y vídeos que parecen haber sido filmados por ellos mismos o sus amigos. Esto crea un nivel de intimidad incomparable con cualquier otra técnica de marketing digital.

Publicar con frecuencia

No hay duda de que relacionarse con alguien implica comunicarse con frecuencia. Instagram funciona igual. Un buen community manager debe publicar con frecuencia para que su audiencia se fidelice. Esto es especialmente cierto si crea contenido relevante que ayude a su público, ya que querrán saber más de ti.

usar-instagram-en-ecommerce

Concursos con premios

Los concursos funcionan muy bien siempre que queremos que nuestros seguidores participen activamente. Las posibilidades son infinitas, algunos de los ejemplos más clásicos son:

  • Concurso de “me gusta”: consiste en pedirle a tus seguidores que interaccionen con tus fotografías o vídeos para participar en un concurso con un determinado premio.
  • Concurso de comentarios: pide a tus seguidores que comenten una de tus fotos para participar en un sorteo. A veces, estos concursos piden a los seguidores que etiqueten a algunos de sus amigos. Esto también ayuda a dirigir nuevo tráfico a la cuenta de Instagram de la marca.
  • Concurso de hashtags: consiste en pedir a tus seguidores que publiquen una de sus propias fotos en sus cuentas personales, en la mayoría de los casos usando hashtags específicos en el proceso.

 

10 consejos para hacer las mejores fotos de joyas (1a parte)

Cuando en fotografía de producto hablamos de fotos de joyas hablamos, sobre todo, de atención al detalle. Se trata de un tipo de producto que exige la máxima calidad y rigor visual para ofrecer al comprador el nivel de detalle necesario.

Teniendo eso en cuenta, te damos algunos consejos para evitar caer en los problemas más comunes, aquellos a los que nos enfrentamos cuando realizamos fotos de productos de joyería.

Preparación

Aunque es cierto que la gran mayoría de imperfecciones se pueden eliminar en la post-producción, ese tipo de edición avanzada requiere mucho tiempo y una considerable habilidad técnica.

Para empezar, haz algo que parece obvio: quita todas las etiquetas, cadenas y pegatinas del producto antes de fotografiarlo. A continuación, examínalo minuciosamente y repara las imperfecciones que encuentres, porque la clonación no es tan fácil como parece, y volviendo a disparar perderás un tiempo precioso que podrías haber gastado en otra tarea. Después de reparar los daños, limpia y abrillanta a fondo el producto. Ten en cuenta que incluso la mota más pequeña de polvo será visible para los compradores si ejecutas las fotos con la nitidez adecuada.

Inconsistencia

O lo que es lo mismo, la falta de coherencia estética entre tus fotos de joyas. Si lo que pretendes es dar una imagen de profesionalidad y seriedad en tu ecommerce, evita a toda costa las diferencias de presentación entre tus fotos. Mantén un estilo constante y no confundas a los clientes. En lugar de recortar y dimensionar cada foto de forma diferente, o variar otros ajustes como la iluminación o los colores de fondo, crea una «plantilla» de directrices para asegurarte de que cada imagen se toma y edita de la misma manera.

fotografía de joyas
fotos de joyería
fotografía de joyas

Fotografías tomadas en La Fábrica de Imágenes WIO

Fondos que «distraen»

La mejor manera de ofrecer a tus clientes una experiencia de compra de joyas online perfecta y rigurosa es fotografiar tus productos sobre fondo blanco. Los colores claros como el blanco o el gris claro darán a tus fotos un carácter «atemporal» y cederán todo el protagonismo a tu producto, evitando distracciones innecesarias por parte del comprador. Como ya hemos dicho anteriormente, deberás elegir un estilo y, preferentemente, utilizar sólo ese estilo en todas las imágenes de producto de tu ecommerce.

fotos de joyas
fotos de joyas
fotos de joyas

Fotografías tomadas en La Fábrica de Imágenes WIO

Accesorios innecesarios

Nuestro consejo: si no eres un profesional de la fotografía, olvídate de accesorios, modelos o maniquíes para presentar tus joyas. Estos accesorios sólo tienden a distraer la atención del producto y estropean el efecto «limpio» y profesional que querías conseguir con tus fotos. No las cuelgues, simplemente presenta tus joyas sobre fondo plano para que el cliente las pueda ver en toda su plenitud.

fotografía de producto joyas
fotografía de producto joyas
fotografía de producto joyas

Fotografías tomadas en La Fábrica de Imágenes WIO

Balance de blancos inexacto

Por si no lo sabías, la iluminación en fotografía lo es absolutamente todo. Elegir un balance de blancos adecuado para cada imagen es fundamental para dotar a tus imágenes de coherencia estética. Puedes configurarlo manualmente, pero si no eres profesional, te recomendamos el modo de balance de blancos automático. Así, tu cámara reconocerá el tipo de fuente de luz (natural, bombilla, flash) y capturará los colores de la forma más realista posible.

 

Contenido relacionado:

10 consejos para hacer las mejores fotos de joyas (2a parte)

10 consejos para hacer las mejores fotos de joyas (2a parte)

Cuando en fotografía de producto hablamos de fotos de joyas hablamos, sobre todo, de atención al detalle. Se trata de un tipo de producto que exige la máxima calidad y rigor visual para ofrecer al comprador el nivel de detalle necesario.

Teniendo eso en cuenta, y después de los 5 primeros, vamos con los últimos 5 consejos para evitar caer en los problemas más comunes, aquellos a los que nos enfrentamos cuando realizamos fotos de productos de joyería.

Reflejos

Las joyas acostumbran a ser brillantes, y cuanto mayor es su brillo, mayores son los reflejos de la lente de la cámara y esos molestos puntos blancos que aparecen en las fotos. Ten mucho cuidado y evítalos. Cambia la posición de la joya y tu propia posición en relación con la fuente de luz, hasta minimizar al máximo los reflejos de la imagen.

Foco suave

Mantenlo todo enfocado disparando con una abertura de F/11 o mayor. Con el fin de capturar realmente todos los detalles de tus artículos de joyería, las imágenes deben ser nítidas y brillantes. Cuanto más atenuado sea tu enfoque, menos podrá apreciar tu producto el cliente. Para ello, te aconsejamos crear una «plantilla» de directrices para asegurarte de que cada imagen se toma y edita de la misma forma.

fotografía de joyas
fotos de joyería
fotografía de joyas

Fotografías tomadas en La Fábrica de Imágenes WIO

Mala iluminación

Usar una iluminación áspera es un grave error si hablamos de fotos de joyas. La luz directa y contrastada sacará a relucir las imperfecciones de tus productos, añadirá sombras indeseadas, creará reflejos y generará otras molestias que no te convienen. En vez de usar una iluminación demasiado dura o deslumbrante, fotografía tus joyas con luz suave, ya sea natural o de estudio. Adicionalmente, te recomendamos que actives el modo manual en tu cámara para poder controlar la cantidad de luz que emite tu flash.

fotografía de producto joyas
fotografía de producto joyas
fotos de joyas

Fotografías tomadas en La Fábrica de Imágenes WIO

Tamaños y recortes confusos

En la primera parte de este artículo te hablábamos de la consistencia y coherencia entre tus imágenes. Es muy importante que elijas recortes y tamaños fijos para todas tus fotos de joyas. Los recortes y tamaños múltiples (no confundir con los ángulos múltiples, que son perfectos para joyería) confundirán a tus clientes y restarán profesionalidad y seriedad a tu ecommerce. Como solución, volvemos a recomendarte desarrollar una plantilla para asegurarte que recortas y dimensionas tu producto con precisión y siempre de la misma forma.

fotografía de producto joyas
fotos de joyas
fotos de joyas

Fotografías tomadas en La Fábrica de Imágenes WIO

Pocos ángulos

Los clientes de joyería quieren ver tus productos desde todos los ángulos posibles. Es necesario, especialmente con las joyas, acercar al máximo la experiencia de compra online a la experiencia que viviría el cliente al examinar el producto en una tienda física. El motivo: compensar el hecho de no poder tocarlo. Por eso, cuantos más ángulos e imágenes crees para mostrar tu producto, mucho mejor. Te recomendamos tomar al menos una imagen frontal del producto, un plano detalle y otro con vista cenital. A partir de ahí, puedes añadir otras vistas que creas que pueden ser interesantes para mostrar aspectos de valor añadido.

 

Contenido relacionado:

10 consejos para hacer las mejores fotos de joyas (1a parte)

Sombras y reflejos: las 3 opciones más populares

Dedicar tiempo a mejorar la calidad de la fotografía de producto hará que nuestros clientes se sientan más cómodos y pasen más tiempo en nuestro sitio web. En este sentido, el juego de luces y sombras puede convertirse en un gran potenciador de la imagen para ecommerce.

Muchas veces creemos erróneamente que utilizar sombras en ecommerce es un disparate. En realidad, si sabemos usarlas, las sombras y los reflejos son una herramienta más de la fotografía, y nunca debemos desperdiciar la oportunidad de mejorar nuestro catálogo de productos. De hecho, una excelente manera de elevar la calidad de tus imágenes a un nivel profesional es agregar reflejos y sombras.

¿Qué debemos evitar?

Las imágenes con poca iluminación dan como resultado sombras proyectadas y no controladas que no son adecuadas para la fotografía de producto. Por este motivo y antes de entrar en materia, queremos sacar a colación algunas normas básicas sobre el uso de sombras y reflejos en la fotografía de producto.

Siempre deberás tener en mente que:

  • La sombra nunca puede convertirse en la protagonista de la imagen.
  • Evitar sombras duras e intensas. Para iluminar los productos correctamente necesitaremos que la luz pase por un material difusor para obtener sombras más suaves.
  • El uso de reflejos y sombras debe estar justificado. Por ejemplo, las sombras reflectantes se usan muy a menudo en las fotografías de material de cocina. El motivo: simula la superficie de una encimera y permite al cliente imaginarse usando el producto.
  • Utiliza la misma técnica para todas tus fotografías. Una vez tomada la decisión de utilizar sombras en una categoría de tu ecommerce, no olvides fotografiar y retocar todas las imágenes que pertenezcan a dicha categoría. Recuerda que te juegas la coherencia de tu sitio web, muy importante en ecommerce.

Reflejos y sombras

Las sombras realistas, no artificiales, son un potenciador de la imagen en el mundo del comercio electrónico. Dar profundidad a la imagen y hacer destacar el producto son dos de sus principales ventajas.

En fotografía de producto existen dos tipos de sombras, aquellas proyectadas y aquellas formadas por el propio objeto. Ambos tipos de sombras están determinadas por la dirección, la distancia y el número de fuentes de luz.

Las sombras proyectadas, que son aquellas que nos ocupan, se vuelven más claras y borrosas a medida que se alejan del objeto. Es muy importante entender su funcionamiento. Aun así, y a modo de consejo, puedes utilizar luz natural para proyectar la sombra del propio objeto y usarla como referencia para tu trabajo. De este modo, podrás editar e incluso agregar efectos de sombra en la fase de postproducción sin renunciar a la naturalidad.

A continuación, nos centraremos en las tres opciones más populares:

Natural shadow

La sombra natural se caracteriza por su sutileza. Esto sucede en la medida que se trata de la verdadera sombra del objeto. La mejor manera de crear sombras naturales es utilizar una fuente de luz mientras fotografiamos el producto. Aun así, cada producto es un mundo y en muchos casos iluminarlo puede convertirse en un desafío. No temas, en la fase de postproducción podrás retocar el efecto para conseguir una imagen de alta calidad.

Tan solo necesitarás una fuente de luz durante la sesión fotográfica para capturar las sombras naturales del propio objeto. Usar reflectores de luz te ayudará a suavizarlas.

sombras-naturales-fotografia

Drop shadow

Crea la ilusión de que el producto está siendo fotografiado desde arriba al imitar el sombreado que se produce cuando la luz solar directa incide sobre él. En este caso, las sombras se colocan directamente debajo del producto, no se proyectan.

Las sombras paralelas potencian la sensación de que el producto se encuentra recostado sobre una superficie, dan profundidad a la imagen y hacen que el objeto sea más visible. Se trata, de hecho, del efecto más popular en ecommerce y es muy efectivo a la hora de captar la atención de los potenciales clientes.

drop-shadow-photo

Reflection shadow

Con la sombra reflectante harás creer a tus clientes que has tomado la fotografía sobre una superficie parecida a un espejo. De este modo, harás que tus imágenes sean más atractivas y crearas un sentido del entorno, por lo que el cliente no tendrá la sensación de que tus artículos flotan en el espacio.

Es una técnica particularmente efectiva para la venta de productos que se venden en tiendas con luces brillantes y mostradores de cristal, como joyas o gafas de sol. Pero no debemos abusar nunca de este efecto, ya que un reflejo exagerado y sin justificar, puede hacer que el cliente abandone la compra. En postproducción es posible replicar este efecto duplicando la imagen e invirtiéndola.

sombras-reflectantes-fotografia

 

Vale la pena probar todos los tipos de sombras para ver cuál encaja mejor con tus productos. Y recuerda siempre las reglas básicas sobre el uso de sombras y reflejos para mantener la coherencia y conseguir resultados realistas.

 

 

¿Cómo conseguir fotografías profesionales de moda?

Si necesitas urgentemente fotografías profesionales de moda y textiles, sigue nuestros consejos para, paso a paso, conseguir imágenes de alta calidad.

Decisiones previas

Antes de empezar deberás saber cómo quieres presentar tus prendas en tu tienda de comercio electrónico. Las opciones más utilizadas en la fotografía de moda son:

  • Modelo: Usar un modelo real implica que el consumidor ve los productos expuestos en un formato casi idéntico a su propio cuerpo. Además, los modelos pueden adoptar cualquier postura, aunque dependerás de su contratación.
  • Maniquí invisible: Proporciona una visión perfectamente volumizada de las prendas, sin necesidad de modelo. Para su realización tan solo necesitarás un maniquí de color mate o blanco.
  • Flat Lay: Probablemente es la opción más económica y sencilla, ya que se trata de realizar fotografías en plano, sin necesidad de modelo ni de maniquí. Sin embargo, su efectividad es menor, ya que el cliente debe imaginarse como lucirían tus prendas.

fotografia-de-moda-productos

Prepara tus prendas

La preparación de las prendas es el punto de partida lógico en fotografía de producto. De hecho, en el caso de las prendas de vestir, se trata de un paso ineludible.

Quita todas las etiquetas y pegatinas del producto y analízalo palmo a palmo para asegurar que no hay costuras que remendar y/o imperfecciones. A continuación, plánchalo con una plancha convencional o de vapor y, si es necesario, utiliza rodillos o cinta adhesiva para quitar el polvo y demás residuos.

Asimismo, es importante que adaptes tu prenda al modelo o al maniquí. En muchas ocasiones encontraras que la prenda no encaja a la perfección. Para obtener imágenes profesionales, puedes doblar la tela y usar alfileres y/o pinzas para conseguir que se ajuste correctamente.

No esperes a la fase de postproducción para retocar las imperfecciones. Nuestra recomendación es que desde un principio intentes que tus prendas estén impecables y que únicamente uses la edición para añadir toques finales y correcciones básicas de color.

Organiza un estudio de bajo presupuesto

Con una cámara, un trípode, papel blanco y algunas fuentes de luz puedes convertir tu habitación en un modesto estudio de fotografía de producto.

Tan solo deberás situar el papel blanco frente a una pared, evitando pliegues que puedan interferir en la imagen. Coloca el trípode con la cámara directamente frente al producto. En la mayor parte de los casos, no necesitarás mover la cámara, ya que para obtener diferentes ángulos es mejor mover el producto.

Utilizar una correcta iluminación es esencial. ¿Luz natural o artificial? Deberás escoger la opción que mejor se adapte a tus posibilidades. Te recomendamos que alquiles o inviertas en un kit de iluminación sencillo, ya que en muchos casos la luz artificial es más fácil de controlar.

Configura tu cámara

No uses nunca el modo de disparo automático. Si tus fotografías no están correctamente configuradas, los resultados no podrán ser corregidas en la fase de postproducción y deberás realizarlas de nuevo.

Para no perder el tiempo, es mejor tener en cuenta tres factores esenciales: apertura, sensibilidad ISO y balance de blancos.

  • Apertura: Representada con la letra F en los ajustes de la cámara, la apertura permite controlar el enfoque. A grandes rasgos, cuanto más alto es el número de apertura, más aspectos de la imagen están enfocados. Asegúrate de ajustar la apertura por encima de f/11 para capturar al máximo los detalles.
  • ISO: Aunque depende de la fuente de luz que usemos, las imágenes de prendas de vestir precisan de una configuración ISO de entre 400 y 600. Si estás utilizando iluminación artificial, es mejor que establezcas tu ISO entre 600 y 800 para reducir el ruido.
  • Balance de blancos: Las fuentes de luz de diferente naturaleza crean lo que se conoce como color dominante. Esto significa que la fuente de luz determina las tonalidades predominantes de la fotografía. Por este motivo, es importante ajustar el balance de blancos para determinar cómo la cámara debe interpretar los colores.

Empieza la sesión

Si has seguido paso a paso las instrucciones, esta será la parte más sencilla. Haz tantas fotografías como puedas, siempre es mejor escoger las mejores entre 100 tomas que entre 30. Y recuerda que tus potenciales clientes querrán ver diferentes ángulos del producto. Si incluyes imágenes detalladas reducirás la cantidad de preguntas del cliente y aumentarás la tasa de conversiones.

Ajusta la configuración durante la sesión de fotos si notas que no has configurado bien los ajustes de tu cámara en el paso anterior.

Realiza los últimos retoques

En el proceso de postproducción deberás tener en cuenta cómo deseas que se vean los productos en tu ecommerce. Así, lo más importante es la coherencia estética. Si lo que pretendes es dar una imagen de profesionalidad y seriedad, evita a toda costa utilizar diferentes presentaciones de producto. En lugar de recortar y dimensionar cada foto de forma diferente, o variar otros ajustes como la iluminación o los colores de fondo, crea una plantilla de directrices para asegurarte de que cada imagen se edita de la misma manera.

Ejemplos-foto-profesional-de-moda

En este sentido, asegúrate de que tus productos sean del mismo tamaño y estén centrados en cada imagen. Todos los ángulos, esquinas y bordes de tus productos deben estar alineados unos con otros.

Una vez editada, asegúrate de convertir tus imágenes a un formato SRGB para garantizar que los diferentes navegadores y dispositivos no cambien los colores.

 

Consigue que tus fotos de productos reflectantes queden perfectas

Fotografiar productos reflectantes, como los que llevan cristal o algunos metales, es de los retos más difíciles que plantea la fotografía de producto. Para superarlo, sólo es necesario el know-how adecuado y una correcta planificación.

Iluminación

La fotografía no es otra cosa que capturar la luz, literalmente, así que, si aprendemos a controlar la luz, seremos capaces que fotografiar a nuestro antojo cualquier producto, bajo cualquier circunstancia.

Lo primero que debemos tener en cuenta son las tres configuraciones de iluminación eficaces para la fotografía de productos reflectantes: Iluminación trasera, iluminación lateral e iluminación cenital en modo dual. La elección de una u otra iluminación dependerá, básicamente, del producto a fotografiar. En el caso de algunos productos reflectantes concretos, puede ser adecuado utilizar una caja de luz para que esta se obtenga de manera más difusa.

Ajustes de la cámara

Los ajustes de tu cámara deben ir en consonancia con el tipo de iluminación que has escogido. Para ello, ajusta la apertura, la ISO y el balance de blancos de forma que obtengas las imágenes con el máximo nivel de detalle posible.

En primer lugar, ajusta tu balance de blancos a la fuente de luz (a través de la luz estroboscópica intermitente). Bien es verdad que, normalmente, puedes confiar en el balance de blancos automático de tu cámara. Si no dominas el modo manual, simplemente enfoca con tu cámara alguna zona del producto hasta que quede claramente definida, preferiblemente algún detalle que pueda presentar posibles reflejos.

Después, dispara en modo manual usando un enfoque completo de diafragma como f/16 o superior. Utiliza un ajuste de ISO bajo, como el ISO 100, para capturar los detalles. Si deseas sobreexponer la imagen, deberás bajar la velocidad de obturación por debajo de la recomendación de tu medidor de luz.

fotografía de producto joyas
fotografía de producto joyas
fotografía de producto joyas

Fotografías tomadas en La Fábrica de Imágenes WIO

Procesamiento de post-producción

Por muy cuidadoso que seas, los productos reflectantes siempre crearán manchas, reflejos o algún otro defecto que deberás eliminar en post-producción.

Una buena presentación de producto debe favorecer la navegación en la web de tu ecommerce, así como distraer lo mínimo la atención de tus clientes. Para ello, lo más eficaz es utilizar siempre el mismo fondo (preferiblemente blanco), el mismo encuadre, los mismos márgenes y la misma alineación. Ten en cuenta, no obstante, los requerimientos de cada marketplace en cuanto a imágenes, si vas a vender también tus productos en estos canales de venta.

Existen softwares con una buena relación calidad-precio, como Adobe Photoshop Lightroom, que permiten trabajar en tiempo real conectando tu cámara al ordenador, y que ayudan a optimizar tu flujo de trabajo y te permiten editar tus imágenes de forma rápida.

Ten en cuenta que una presentación de producto profesional y sin defectos es fundamental en la venta online, así que si no dispones del tiempo o del dinero para editar las fotografías de producto tu mismo, considera la posibilidad de externalizar esta tarea de post-producción a alguna empresa especializada.

 

La Técnica del Maniquí Invisible

El maniquí es una herramienta básica de todo escaparate y esencial para la venta de productos de moda. En el mundo de las tiendas online, la técnica del maniquí invisible ha generado una serie de ventajas a los vendedores que a día de hoy son difíciles de rechazar.

El uso del maniquí permite que los productos se adapten a la forma del cuerpo y, por lo tanto, las imágenes que se toman a través de esta técnica son profesionales y ofrecen buenos resultados de venta.

Sin embargo, el maniquí en sí puede ser una distracción. La técnica del maniquí invisible es una alternativa que crea el efecto deseado y evita distracciones. Todos son ventajas.

¿Cómo crear el efecto del Maniquí Invisible?

Primero deberás seleccionar un maniquí de color mate o blanco, que sea favorecedor para los tonos blancos del fondo para que en la post-producción de la imagen sea más fácil destacar el producto.

Después se coloca el producto de manera que se ajuste adecuadamente al cuerpo del maniquí y se le da una pose estática. Para un mejor ajuste, se pueden usar cintas o pinzas. De este modo, también podrás resaltar los detalles del producto como, por ejemplo, los pliegues del pantalón.

Si todavía quieres ser más profesional, el papel «tissue» es uno de los materiales más usados entre los estilistas. Principalmente se utiliza para rellenar espacios en los que no hay relieve y para conseguir una mayor sensación de volumen. Es el caso de las capuchas, que se pueden rellenar para ganar en volumen.

tecnica-del-maniqui-invisible-ecommerce

Una vez preparado, el siguiente paso es colocar el maniquí en un espacio con una muy buena iluminación LED y un buen séquito de cámaras. Para conseguir mejores resultados, es necesario tener un estudio bien equipado.

¿Cuáles son las ventajas de la técnica del Maniquí Invisible?

  • Se trata de un proceso versátil y muy fácil de hacer.
  • Ayuda al consumidor a visualizar el producto como si lo llevara puesto.
  • Es una manera sencilla y rápida de estilizar.
  • Se destacan los elementos principales del producto y es extremadamente detallista. Por ejemplo, los cortes de mangas o la línea de la figura son fáciles de apreciar.
  • No es necesario invertir mucho tiempo, ya que el producto se ajusta fácilmente al maniquí.

tecnica-del-maniqui-invisible

  • El consumidor puede ver el artículo en vista 360 grados, desde todos los ángulos.
  • Crea una sensación de profundidad que incita al consumidor a comprar y a tomar decisiones de compra rápidamente.
  • Existen una gran variedad de maniquíes y posturas.
  • Se pueden apreciar las partes internas de los productos y sus sombras.
  • Esta técnica crea un efecto de volumen natural sin necesidad de modelo.

La técnica del maniquí invisible ha llegado al mundo de la fotografía de producto para quedarse. De hecho, cada vez más proveedores invierten en esta técnica. Empresas como WIO, centradas en ofrecer un servicio industrializado de imágenes específicamente pensado para el ecommerce, son pioneras en el uso de la técnica del maniquí invisible o ghost mannequin. Los principales motivos: su bajo coste y su gran potencial para destacar el producto y sus características.

¿Todavía no estás convenido?

Aquí te dejamos un vídeo en el que podrás ver todo el proceso:

 

Contenido relacionado:

Modelo real vs maniquí invisible: ¿Qué es mejor para mis prendas?