Las 7 claves de una fotografía de producto profesional

Conseguir una fotografía de producto profesional no es cualquier tontería. El tipo de fotografía más adecuado para cada ecommerce varía en función del presupuesto, de las necesidades y del tipo producto a la venta. A pesar de ello, existen algunas recomendaciones que son válidas sea cual sea tu caso y siempre que lo que quieras sea ofrecer al comprador la mejor presentación posible de tus productos.
El protagonista es el producto

El objetivo de la imagen de producto es ayudar a vender y, por lo tanto, deben ser el producto y sus cualidades los protagonistas absolutos de la escena. Aunque pueda parecer obvio, la regla número uno es no olvidar nunca que necesitas la fotografía de producto para vender más y mejor. Por eso, es importante que no distraigas al comprador con información irrelevante. En la imagen de producto para ecommerce, el arte está al servicio del negocio.

Honestidad y realismo

Si tu producto es bueno, si crees en él, demuéstralo con una fotografía de producto profesional. Trata de ser lo más fiel posible al producto y procura que tus imágenes se ajusten al máximo a la realidad, eso sí, potenciando siempre sus puntos fuertes. Sé honesto con tus clientes y no generes falsas expectativas, de lo contrario, lo único que vas a conseguir es aumentar las devoluciones y empeorar la reputación de tu ecommerce.

Siempre la máxima calidad

Saca siempre el máximo partido de tu producto para conseguir que seduzca al comprador. Con una imagen de producto de mala calidad no solo perderás tus tan ansiadas conversiones, sino que también dañarás tu reputación y podrás incluso perder a uno de tus clientes. Por este motivo, toma siempre fotografías en alta resolución (300 dpi) y en formato RAW, ya que ofrece mejores posibilidades de edición.

fotografia-producto-profesional-ecommerce

Atención al detalle

Cada producto tiene sus propios detalles: hebillas, costuras, botones, texturas… Tenlos siempre en cuenta a la hora de presentar el producto, sobre todo si estos aportan un valor añadido. Incluso te recomendamos que consideres la posibilidad de hacer fotos de planos detalle que ayudarán al comprador a hacerse una idea de los acabados y pueden acabar de convencerlo.

El retoque, un aliado

El Photoshop es un gran aliado, pero úsalo sin abusar. Utiliza el retoque para eliminar reflejos, corregir imperfecciones, mejorar su posición en el escenario, nivelar el balance de blancos, variar el contraste… Aun así, recuerda mantener siempre la regla de la honestidad y no alteres la estética real del producto. Retoca lo justo para mejorar la fotografía y confía en el potencial de tu producto para hacer el resto del trabajo.

Optimiza como puedas

Adapta al máximo tus imágenes a los requisitos propios de tu plataforma de ecommerce. Tienda online, marketplaces como Amazon, Instagram Shopping… Es indispensable tener en cuenta qué uso le vas a dar a tus imágenes. Si vas a usarlas en tu propio ecommerce, reduce su tamaño y los dpi (72 dpi es ideal para web) para que no pesen en exceso, reduciendo así el tiempo de carga de tu página. Porque ya sabes que el tiempo de carga es muy importante para el SEO, y el SEO es muy importante para tu negocio online.

 

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

La finalidad de este formulario es la de recabar sus datos para hacerle llegar comunicaciones corporativas con intención informativa o comercial, acerca de nuestras actividades.